“Una historia bella, emotiva y de rescate sobre el aprendizaje y, especialmente, sobre la enseñanza. Una lección de Historia y más.”

– Jill Lepore, Harvard University, autora de “These Truths: A History of the United States”

Únete a la expedición de veinticinco estudiantes de Historia, la mayoría méjicoamericanos, quienes viajaron 2.000 millas desde El Álamo, Tejas, hasta
un museo de Springfield, Illinois, para pedir que repatriaran la pierna protésica del general Santa Anna y para conmemorar el apoyo de Abrahán Lincoln a Méjico con un altar del Día de los Muertos. Con humor, humildad y animadas lecciones de Historia, estos estudiantes de St. Mary’s College, San Antonio, Tejas, plantean preguntas acerca de la identidad, las fronteras, la ética de los museos y la memoria colectiva.

Vas a aprender un poco acerca de la guerra que los mejicanos nunca olvidan y los estadounidenses casi no recuerdan: la Guerra entre los Estados Unidos y Méjico, en la cual Méjico perdió la mitad de su territorio y los EE.UU. ganaron lo que llegarían a ser los Estados de Arizona, California, Nevada, New Mexico, Utah y partes de Colorado y Wyoming. Conocida en los EE.UU. como la Guerra Méjico-americana, el país mejicano todavía la llama la Guerra de los Estados Unidos contra Méjico.

La expedición busca lograr un nuevo entendimiento y el retorno a Méjico de la pierna protésica capturada de quien fue once veces presidente de Méjico, el general Antonio López de Santa Anna. Los estudiantes hablan de la pierna con los curadores del Museo Estatal Militar de Illinois. La expedición incluso llega a ser una historia que aparece en la portada del Wall Street Journal el día antes de las elecciones presidenciales de 2016 y que también se presenta en la televisión y la radio locales de Tejas e Illinois. En un momento de antagonismo contra Méjico y los méjicoamericanos, estos estudiantes nos recuerdan examinar la historia que nos contamos a nosotros mismos sobre nuestra historia compartida con el hermano país.